El perro indeciso

A una y otra orilla de un caudaloso río había sendos monasterios. Un perro dócil y entrañable para los monjes comía a su antojo en ambos monasterios. Cuando sonaba la campana avisando para la comida de los monjes, el perro acudía al monasterio de la orilla opuesta del río, donde los monjes le guardaban las sobras para comer.

En una ocasión se encontraba el perro bañándose en el río cuando oyó la campana de uno de los monasterios. Comenzó a nadar hacia la orilla, y en ese momento oyó tañer la campana del otro monasterio, por lo que cambió de sentido para dirigirse a la otra orilla del río. Pero ambas campanas seguían sonando. Confuso, el perro empezó a vacilar, sin poder decidir hacia qué monasterio dirigirse: nadaba hacia un lado del río y a continuación hacia el otro, hasta que finalmente, atrapado en su propia indecisión, le faltaron las fuerzas para seguir nadando y se ahogó en el río.

Cuento hindú. Extraído de Ramiro Calle. Los mejores cuentos espirituales de Oriente y Occidente


“Siéntate o levántate, pero no vaciles.”

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>